• TipTop MX

4 estilos que amamos gracias a Sex And The City

El estilo es una extensión de nuestra personalidad. Cada mañana al vestirnos elegimos prendas, combinaciones y atuendos que no sólo expresan nuestra forma de ser, sino que también influyen en cómo otros definen y perciben nuestra personalidad.


Para demostrar esta teoría, basta con recordar a cuatro mejores amigas: Carrie Bradshaw, Charlotte York, Miranda Hobbes y Samantha Jones.



Sex and the City nos presentó a estas cuatro personalidades, cada una completamente distinta a las demás, un detalle que se hace claro y difícil de ignorar desde el momento en el que vemos su forma de vestir.


Desde Charlotte, con sus famosos estampados de flores y su fé infinita en el amor, hasta Samantha con sus siluetas marcadas y su gusto por llamar la atención.


En cada una de ellas podemos ver como su personalidad se intensifica y refuerza a través de su ropa. Cada prenda está basada en una decisión estratégica para enfatizar quién es el personaje, qué las motiva, incluso cómo piensan y viven sus emociones.


Carrie

Estilo: Creativo

Nuestra columnista favorita, Carrie Bradshaw, es un personaje espontáneo, sin mucho orden pero con mucha imaginación. Desde su profesión como escritora hasta su habilidad de adaptarse a toda situación, e incluso su manera muy única de relacionarse con hombres.


Su estilo nos comunica todo esto anterior de manera sutil pero constante.


Estampados sobre estampados, combinaciones de texturas, colores y patrones.


A Carrie Bradshaw no le da miedo utilizar todos los colores del arcoiris. La vemos utilizar cortes asimétricos y mezclar elementos de otros estilos con facilidad, haciéndolos parte de su esencia.


Su amor por los zapatos y la importancia que le da a estos como pieza clave de todos sus atuendos para elevar y diferenciar cada uno de ellos, nos habla de una de las prioridades y necesidades que vemos en su personaje: la originalidad.


El estilo creativo busca innovar, separarse de lo común y tradicional. Es reflejo y consecuencia de una persona arriesgada, que busca siempre su individualidad.


A través de su ropa logra llamar la atención por su habilidad de utilizar prendas o accesorios comunes de manera inesperada. Así como su estilo, Carrie refleja frescura, proyecta una personalidad divertida, relajada y muy curiosa.



Miranda

Estilo: Tradicional

La pelirroja más analítica de Nueva York.


Miranda Hobbes es segura, cautelosa y apasionada por su trabajo como abogada. La podemos denominar como la responsable de este famoso grupo de amigas, en todos los sentidos. Ella busca estabilidad y lealtad en toda su vida–amigas, trabajo y pareja.


Su estilo le aporta credibilidad y solidez. La podemos ver como una persona estable, madura y centrada.


Sus prendas son discretas, sus combinaciones son sencillas y los cortes muy clásicos.


La vemos normalmente con sacos, blazers y elementos típicos del ámbito laboral.


Su manera de vestir nos habla de que es una persona conservadora, firme y que no busca llamar la atención. Incluso, vemos cómo se proyecta a un personaje frío o rígido en diversas ocasiones, no sólo a través de sus acciones, sino también con sus prendas al verlas más estructuradas, firmes y neutras.


El estilo tradicional tiene como principal objetivo proyectar credibilidad y responsabilidad. Es la herramienta principal para alguien que quiere proyectar seriedad y profesionalismo, al ser reflejo de alguien confiable, responsable y en ocasiones de una persona con mentalidad cuadrada o cerrada.


Así como este estilo logra ser atemporal, vemos como Miranda logra comunicar estabilidad y estructura en su personalidad.




Charlotte

Estilo: Romántico

Una mujer enamorada del amor. Charlotte York es enamoradiza, dulce e idealista, algunos pudieran decir que incluso un poco infantil. Su personaje cree en el amor de cuentos de princesas y lo busca de principio a fin. Su objetivo principal es casarse y tener una familia. Amor, amor, amor.


Su estilo nos ayuda a reforzar este mensaje de sensibilidad, de que es una persona cálida y emocional.


Sus atuendos, prendas y accesorios la hacen ver más gentil y tierna, aportando a la caracterización del personaje, dejando todavía más clara su inclinación por el idealismo y la fantasía.


La mayoría de sus atuendos son coloridos, utilizando muchos tonos claros, pasteles y en especial tonos rosas, color que simboliza dulzura y sensibilidad.


Sus prendas suelen ser de caída suave, con olanes, estampados circulares o florales, así como con siluetas clásicas femeninas. Todo esto nos habla de su personalidad gentil y amigable, abierta a conocer y socializar.


Nos ayuda a percibirla como alguien amable con quien sería fácil comunicarnos. No genera ningún tipo de distanciamiento porque no es imponente, al contrario–atrae por ser tan cálida.


El estilo romántico comunica apertura y bondad. Nos hace ver más emotivos, amigables y accesibles, haciendo que sea más fácil que otros se acerquen a nosotros. Este estilo es característico de personas sociables y con disposición de crear nuevas relaciones, justo como proyecta ser Charlotte.



Samantha

Estilo: Seductor

Samantha Jones es símbolo de seguridad, confianza y atrevimiento. Su objetivo principal es ser vista y sostener esta atención por el mayor tiempo posible.


Su estilo es la mejor manera de entender este gusto por ser el centro de atención.


Sus atuendos atrevidos, siluetas que marcan y resaltan sus atributos, colores llamativos y su poco interés en la comodidad, confirman ciertos atributos de su personalidad.


Ella es retadora, imponente, provocativa y sobre todo un foco de atención, convirtiendo a su guardarropa en un reflejo de ello.


Su manera de vestir ayuda a cumplir su propósito principal: ser la protagonista de su propia historia y la de muchos otros.


Su estilo nos habla de que es una persona que disfruta el cuidar de sí misma ya que disfruta potencializar y lucir su figura, producirse por y para ella primero, y como consecuencia, para los demás.


El estilo seductor comunica seguridad y confianza. Nos hace atraer a otros precisamente porque proyectamos este sentimiento de comodidad con nosotros mismos. Es un estilo provocador y auténtico, atributos que vemos de manera clara y siempre presente en Samantha, siendo elevados a través de su vestimenta.




Nuestro estilo habla directamente de nuestra personalidad, es realmente un espejo de nosotros. El cómo elegimos vestirnos es un reflejo directo de cómo pensamos, actuamos y quiénes somos.


Por esto, cada elección debe ser consciente–asegurándonos de que estamos siendo fieles a nuestra esencia, creando congruencia entre quienes somos y cómo nos presentamos.


Autora: Lic. Karina Quiroz


Psicóloga, asesora de imagen y Titular de Programas Académicos en TipTop MX

25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo